Seleccionar página

Miriam García García es Doctora arquitecta, paisajista, técnico urbanista y directora de LAND LAB, laboratorio de paisajes S.L., oficina con base en Barcelona. Colabora en diferentes proyectos destinados al fomento y desarrollo de la planificación espacial, el paisaje, el diseño urbano y su adaptación al cambio climático. Muchos de estos trabajos cuentan con reconocimiento nacional e internacional, como el Premio de la XII Bienal de Arquitectura y Urbanismo española o Good Practice 2012 del Comité Un- Hábitat. A esta experiencia profesional se suma su paso por la administración pública del Gobierno de Cantabria, al frente de la Dirección General de Urbanismo y Ordenación del Territorio (2003-2007).

¿Cuales señalaría que son los principales impactos futuros del cambio climático vistos desde el sector o ámbito en que desarrolla su actividad profesional y/o investigadora? 

En el ámbito de las ciudades el aumento de la temperatura y con ello el incremento del efecto isla de calor, aumento de la contaminación por incremento de la demanda energética, periodos de escasez de recursos hídricos e inundaciones por saturación de las redes de drenaje.

En el ámbito del litoral: inundaciones por fuertes temporales, pérdida de los ecosistemas (en especial humedales costeros y estuarios), erosión (regresión de arenales), intrusión salina (afección a cultivos) y subida gradual del nivel del mar.

Desde los conocimientos en su campo de trabajo ¿Cuales señalaría que son los principales desafíos y problemas de adaptación que plantea el cambio climático en la región?

En primer lugar la comprensión clara de las diferencias entre mitigacióin y adaptación.

En segundo lugar integrar los cambios que favorezcan la adaptación en el diseño de las ciudades y espacios públicos, renunciando a espacios y usos claramente insostenibles ante los efectos del cambio climático a largo plazo (playas, chiringuitos, paseos marítimos, cultivos..)

¿Cuales serían las estrategias y lineas acción prioritarias que señalaría usted como punto de partida para caminar hacia un mayor conocimiento y una mejor adaptación a los nuevos escenarios climáticos en la región?

Fomentar la relación entre equipos de investigación y diseño para favorecer el diseño de paisajes resilientes.